Agricultura Sostenible 

Inicio

Boletín

Recibe periódicamente todas las novedades publicadas en esta web...

BLOG

La sociedad española desconoce cómo afecta la agricultura moderna a la alimentación

La Plataforma Tecnológica de Agricultura Sostenible ha realizado un estudio de percepción en redes sociales para sondear el conocimiento y la visión que tiene la sociedad española respecto al papel que juega la agricultura, especialmente la convencional altamente tecnificada, en la alimentación y la nutrición humana.
 

La seguridad alimentaria es el acceso de todas las personas, en todo momento, a alimentos suficientes, seguros y nutritivos. El 83,05% de los encuestados no conoce esta definición, aunque hay que destacar que la industria no ha hecho esfuerzos en comunicar correctamente qué es la seguridad alimentaria y en qué se diferencia de la seguridad de poder acceder a alimentos en óptimas condiciones para su consumo.

Tan sólo el 37,32% de los encuestados cree que los países en vías de desarrollo serán los que más alimentos demanden, debido al crecimiento poblacional de estos. Además, serán estos países los que más se beneficiarán de los cambios tecnológicos que mejoran el contenido nutricional de los alimentos, aunque apenas el 7,26% de los encuestados sepa esto. En los países en vías de desarrollo, al no tener acceso a todos los alimentos necesarios para una correcta nutrición, el cultivo de variedades de los alimentos más consumidos con mejoras nutricionales supondrá una ventaja a la hora de luchar contra la desnutrición.

La sociedad española no es consciente de lo que le aporta la agricultura convencional altamente tecnificada a la calidad, el valor nutricional y el sabor de los alimentos que consume. El 61,9% de los encuestados no cree que la agricultura convencional altamente tecnificada permita que tengamos acceso a alimentos en una mayor cantidad y calidad. El 47,29% de los encuestados cree que los avances producidos en el sector agrario han producido un descenso en la calidad de los alimentos que consumimos.

Sin embargo, si son conscientes de cómo afectan estos avances a la producción de alimentos. El 43,07% de la muestra encuestada afirma que gracias a la agricultura altamente tecnificada se pueden producir más alimentos con menos recursos. La población española tiene la visión de que la agricultura convencional altamente tecnificada permite cultivar más pero no mejor y que esto beneficia principalmente a los países desarrollados, aunque destaca la importancia del buen funcionamiento del sector agrícola en los países en vías de desarrollo.

 
El 91,51% de los encuestados está total o bastante de acuerdo en que el buen funcionamiento del sector agrícola es fundamental para garantizar el abastecimiento de alimentos en países en vías de desarrollo. La agricultura es la base de la alimentación humana. Si esta funciona correctamente, produciendo alimentos de calidad y adaptándose a las condiciones de la zona, se pueden solucionar los problemas de hambruna en el territorio.

A pesar de esto, el 29,96% no está de acuerdo con que la mejora en las técnicas de cultivo haya disminuido la desnutrición a escala global y el 29,36% cree que sí. Se puede observar cómo existe una confusión al respecto si bien es cierto que informes de la FAO señalan que gracias a las mejoras producidas en el sector agrícola la desnutrición, a escala global, ha disminuido en las últimas décadas.

Existe una creencia generalizada sobre que los alimentos más nutritivos (86,02%) y de mejor sabor (93,24%) son producidos por agricultura ecológica. En realidad, es la agricultura tecnológica altamente tecnificada la que más invierte en desarrollar estas características de los alimentos. Mucha gente cree que los alimentos ecológicos son más sabrosos debido a que algunos de los que consumen de este tipo provienen de explotaciones cercanas, siendo recogidos en el momento óptimo de maduración llegando al consumidor directamente al momento de ser recolectados.

Esto no ocurre con la mayoría de los alimentos ecológicos, con lo cual su sabor no se ve afectado por este factor.
Como conclusión final, cabe destacar que la gran variedad de respuestas, en algunos casos tan igualadas entre las distintas opciones disponibles, demuestra que existe un gran desconocimiento en la sociedad española acerca de cómo afectan las técnicas de cultivo a los alimentos que consumimos y las ventajas provenientes del avance de la tecnología agraria.

 

 
 

volver