Agricultura Sostenible 

Mitos y realidades

Boletín

Recibe periódicamente todas las novedades publicadas en esta web...

Producción ganadera

Mito: Los bosques disminuyen ante la expansión de la ganadería

Realidad: La ganadería extensiva aprovecha pastos y maleza que habitualmente no tienen usos agrícolas, por lo que contribuye a regular el material vegetal susceptible de arder en un incendio

 

Los ganaderos desempeñan tareas de vigilancia y, mediante el pastoreo, contribuyen a eliminar el forraje que es material combustible y al mantenimiento de los caminos rurales. Además, la presencia del ganado en el monte tiene beneficios ambientales, ya que favorece la biodiversidad, contribuye a la dispersión de semillas, mejora la estructura del suelo y reduce la erosión y la desertización.

La ganadería moderna cada vez depende menos de su ubicación en el medio natural, y por lo tanto, de la disponibilidad de pastos y terrenos. Se aloja en modernas granjas en condiciones que facilitan el control sanitario, medioambiental y generalmente tienen un menor impacto en el entorno que la ganadería tradicional (en términos de mejora de la eficiencia de uso del alimento y agua). Por ello no es necesario roturar terreno de bosque o monte para su instalación. Esta es la forma de producción predominante en la actualidad.

 

volver